Nuestro Reto

LOGO PAGINAS2

El éxito de Resai se basa en la completa oferta de servicios para la construcción
y reformas, aportando soluciones novedosas y funcionales.

Un proyecto. Un diseño. Una pasión.

Hemos diseñado un sistema de trabajo en el que controlamos a todos los profesionales implicados en cada obra para que no haya desajustes, parones o esperas injustificadas. Trabajamos los tiempos con mucha precisión para que se cumplan los plazos acordados y cumplir los presupuestos con el máximo rigor.

Profesionalidad. Asesoramiento. Perfeccionamiento.

Nos gusta llenar de vida los espacios. Los vestimos para revalorizarlos, para dotarlos de funcionalidad, de ideas para hacer la vida o el trabajo más agradable. Nos gusta jugar con los ambientes, con la iluminación, con la distribución, con las plantas, etc., con cualquier cosa que transmita un toque de personalidad.

Viviendas. Locales. Oficinas.

Este concepto de trabajo lo llevamos a todas nuestras obras, aunque una vivienda es diferente que un local o una oficina. Pero nos gusta mantener muy alto el nivel de calidad sin importarnos la magnitud de la obra porque somos conscientes de que, casi siempre, el éxito de una oficina o local es la calidad que transmite su imagen.

Edificios públicos. Privados. Rehabilitaciónt

Cualquier tipo de actuación supone para nosotros un reto apasionante. Nuestros proyectos abarcan todo el espectro posible en cuanto a construcciones -de carácter institucional o privados- y rehabilitaciones: esa recuperación del patrimonio histórico y tradicional de la que nos sentimos especialmente orgullosos, porque nos ocupamos absolutamente de todos los aspectos: estructuras, cimentaciones, cubiertas, fachadas, etc.

La cocina. Funcional. Exclusiva.

La cocina no solo tiene que ser bonita, sino, además, funcional, práctica, cómoda. En las cocinas controlamos hasta los mas pequeños detalles de construcción e instalación para que sea un espacio vivo que se convierta, además de un lugar de trabajo exclusivo, en un lugar de reunión amigable.

Apparently we had reached a great height in the atmosphere, for the sky was a dead black, and the stars had ceased to twinkle. By the same illusion which lifts the horizon of the sea to the level of the spectator on a hillside.

Newsletter

CALL US

+(002)123456789

+2(123)25825825